Yo, ¿llegar virgen al matrimonio?

virgen

¡En pleno siglo XXI existen personas que piensan en tener relaciones sexuales hasta el matrimonio! Es extraño pensar que en la actualidad una persona de 18, o más edad, sea virgen y peor aún, que esto suceda por decisión propia y no porque la oportunidad no haya tocado a su puerta.

Pero, ¿por qué alguien decide llegar virgen al matrimonio? Si llegar virgen al matrimonio en ocasiones trae consigo el enamorarse de la esencia antes que de la apariencia. Además, se corre el riesgo de conquistar, amar y valorar a la persona con la que estoy antes de desearla como si eso fuera lo único que la definiera.

¿Para qué? si ser virgen me obliga a pensar primero en mi pareja antes que en mis deseos egoístas de satisfacer una necesidad física. Por qué esperar hasta el matrimonio, si en la actualidad le entregas tu cuerpo a quien quieras cuantas veces quieras, dejando de lado los sentimientos y olvidándote de que esa es la mayor expresión de amor hacia alguien.

¡Para qué esperar! Si con esperar le estoy demostrando a la persona que la amo, que estoy solo para ella, y ella me demuestra que no solo me desea sino que me ama.

¿Por qué esperar? Si en esa espera me encargaré de conocerle y de saber sobre sus más profundos sentimientos, enamorarme de sus cualidades y defectos y amarle de verdad antes de fundirnos el uno en el otro, ¿luego no es al revés? ¿acaso eso sigue siendo importante?

Además, esperar hasta el matrimonio, en este nuevo siglo, significa que quizá nunca llegue ese momento, porque para nuestra "sociedad" ya no es importante celebrar el instante en que dos personas deciden unirse para siempre, ¡porque el para siempre ya no existe! ¡el matrimonio ya no es significativo!, porque casarse también se ha convertido en una hazaña hoy en día.

Entonces… ¡para qué esperar! ¿y para qué hasta el matrimonio? ¡Para qué! Si se supone que no tendríamos que hacerlo, porque podemos vivir una vida más fácil, donde no tenemos que enamorar, ni enamorarnos de nadie, donde no podemos perder nada, porque ¡no tenemos nada!, donde dar amor es tan difícil y es más fácil solo ofrecer una satisfacción sexual, porque nuestro “nuevo siglo” ha vendido la idea que el amor no existe y que ser virgen es vergonzoso y el matrimonio ahora es un contrato, más que una decisión pública de vivir juntos el resto de la vida.

Creo que nuestra nueva "época" nos ha vendido muchas ideas y nosotros hemos sido unos compradores impulsivos, sin darnos cuenta que en lugar de ganar estamos perdiendo. Qué malos negociadores hemos sido.

No quiero ser uno más que pierde su esencia para ir por las apariencias, que se niega a vivir con lo original solo por ser parte de lo que es normal en nuestro "nuevo tiempo". Aunque suene idealista, quiero asegurarme de no perder lo que realmente vale la pena.

Si deseas Aprender más Visita http://yulykater.blogspot.com.co/

Yuli Rodríguez
@yulykrodríguez

 

 

 

Contactanos

Nuestros Aliados